Taller de maquillaje, manualidades, cuentos y yincana terrorífica en una deliciosa tarde de Halloween en Quer

firma_web.jpgTALLERESYYINCANASWEB1 de noviembre de 2017. La tarde y noche del día 31 de octubre es especial en Quer. Y cada año lo es más. Ayer, a partir de las 17:30 horas, los niños, después de salir de colegio, revolucionaban las casas seteras para participar en las actividades que voluntarios y asociaciones de Quer, con la colaboración del Ayuntamiento, habían preparado para ellos. A partir de las 17:30 horas, comenzaba el taller de calabazas y de maquillaje terrorífico, que organizó la Asociación ACMAQ. Más de cincuenta niños y niñas se caracterizaban para pasarlo de miedo en una velada que la temperatura invitaba incluso a compartir en la calle.

A partir de las 19 horas, las voluntarias de la Asociación de Mujeres se encargaban de hacer felices a los niños. Por una parte, los chiquitines, de cero a seis años, primero se divertían con un taller de manualidades en el que decoraron globos y fabricaron atuendos con los que completar sus vestimentas. Después, Raquel Criado, con la colaboración de la Biblioteca, les contó divertidísimos cuentos. En algunos, incluso se ayudó de manualidades creadas para la ocasión. Todos padres y niños aplaudieron al terminar su actuación. VER CUENTO DEL MONSTRUO VERDE

Los más mayores, de entre siete y catorce años, buscando en esta ocasión proponer actividades para los adolescentes, quedaron organizados en seis grupos de ocho integrantes cada uno, para llevar a cabo la yincana Pekin Quer Express Monstruoso. La había organizado, con mucho cariño, Lorena Vidal, contando con el apoyo igualmente de un nutrido grupo de voluntarios. Después de pasar lista, cada uno de los seis equipos  recibió, en el lúgubre cementerio en el que la Asociación de Mujeres había convertido el patio del modular una caja con instrucciones precisas para llevar a cabo todas las pruebas de la yincana. VER COMIENZO DE LA YINCANA.
 
Acompañados por un adulto, cada equipo debía recorrer hasta seis emplazamientos diferentes, donde voluntarios de la organización iban registrando el paso y la más o menos exitosa participación de los equipos. Sucesivamente se dirigieron al colegio, a la multicancha, al parque de Virgen de la Soledad, a la Plaza Páez de Castro, al restaurante Mediavilla, al cafetín y al lavadero. El premio para el equipo ganador fue una hamburguesa o sandwich más bebida, en el Mesón Mediavilla. Todos los participantes se fueron con su correspondiente bolsa de chuches.

Las pruebas que tenían que llevar a cabo eran originales, variopintas y divertidas. Por el camino, entre una y otra, divertidos selfies o personajes seteros que se cruzaban con los participantes, daban puntos extras para ganar la yincana. Al filo de las ocho y media de la tarde, comenzaban a llegar de vuelta los equipos, después de haberlo pasado “de miedo”. Cerca de doscientos seteros de todas las edades participaron y se implicaron con las actividades de los niños.


Más información:
Ayuntamiento de Quer. 949 270 089
Javier Bravo. 606 411 053